Bergen es la capital del salmón noruego

Salmón noruego, una granja bajo el agua

Autor: Álvaro López del Moral

img_5251.jpg

Bergen, segunda localidad en importancia del país después de Oslo, es uno de los lugares donde se produce el mejor salmón del mundo, en unas condiciones idóneas que siguen a rajatabla los preceptos de sostenibilidad más estrictos.

Al abrigo de una naturaleza que enlaza el océano y la montaña, Bergen muestra al visitante los encantos que la han hecho acreedora del reconocimiento de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Todo en esta población pesquera está consagrado al salmón, verdadero motor de su desarrollo económico: desde el viejo muelle de Bryggen con las típicas casitas de colores construidas en madera, hasta su tradicional lonja, junto a la cual abre sus puertas el Norsk Sjomat Senter, para mayor gloria y difusión de los productos locales.

 

Pero donde verdaderamente puede apreciarse la evolución alcanzada en la cría de este pescado azul es en las granjas de explotación, unas estructuras circulares altamente tecnificadas hasta donde son trasladados los alevines para completar su ciclo de desarrollo, después de que sus huevos fueran seleccionados uno por uno y criados en agua dulce durante una primera etapa. Alrededor del 90% del salmón que se consume en el mundo procede de instalaciones como la de Blom, cuya privilegiada situación geográfica y lo adecuado de su temperatura acuífera favorece que los peces puedan crecer sin estrés.

 

Al alcanzar los 4 kg de peso llega el momento de su sacrificio, que suele tener lugar en plantas del prestigio de Sotra H66, donde es posible asistir a todo el proceso: desde la entrada de los salmones por unos largos conductos hasta su limpieza, salado–siempre con un 10% de azúcar–, ahumado y empaquetamiento. Su alto contenido en proteínas y ácidos omega 3 convierte a este animal en un eficaz aliado para la prevención de enfermedades cardiovasculares y en un alimento muy recomendable. Así lo reconocen desde empresas como Marine Harvest, que exporta 50.000 toneladas anuales de salmón a nuestro país, para cuyos responsables el futuro de la alimentación mundial se encuentra en el océano, ya que, actualmente–solo el 2% de los productos que ingerimos procede del mar.

 

Fuente: Sobremesa