Cómo organizar una cena de gala con éxito

Autor: Laura de Caralt Brangulí 

como-organizar-una-cena-de-gala-con-exito-0_ai1.jpg Foto: Ag Planning

Aunque las celebraciones al estilo cóctel o buffet están a la orden del día, en muchas ocasiones es mejor celebrar un acto con una cena de gala. En este caso se debe saber cuándo es propio organizar este tipo de evento, la importancia de la decoración y las reglas protocolarias que toda persona debe seguir para obtener una celebración de éxito.
¿Cuándo se celebra una cena de gala?

Aunque parezca mentira, este tipo de celebraciones es ideal tanto para grupos pequeños como para grandes, ya sean aniversarios de empresa, congresos, reuniones de ventas o grupos de incentivos. No hay inconveniente en mezclar estilos dentro de un mismo evento, por ello en las cenas de gala  , suele servirse un pequeño cóctel como aperitivo antes de empezar a sentarse a la mesa y cenar. En este tipo de celebraciones, los invitados deben quedarse con hambre ya que al final de la cena suele ofrecerse siempre un buffet de dulces y barra libre de bebidas para prolongar su estancia.

303232.jpg

Foto: Glamour & Paladar Catering
Decoración

Una cena de gala es una celebración especial y, como tal, la decoración debe estar pensada al milímetro. Una vez escogido el tipo de evento que se quiere organizar, su objetivo y el número de los invitados, se deber dar paso a la mantelería, la cristalería, los cubiertos y las servilletas, que juegan un papel crucial en una cena de gala. Poner una mesa puede llegar a ser un arte y se debe tener en cuenta el protocolo y añadir un poco de imaginación a los pequeños detalles.

309488.jpg

Foto: Ag Planning  
Mantelería, cubertería

Cómo mantelería se entiende tanto los manteles como las servilletas, y en una cena de gala ambos elementos deben estar perfectamente planchados y de color blanco o marfil. Colocar las servilletas dentro de la copa o dibujando formas no queda elegante y por lo tanto se recomienda utilizar una servilleta cuadrada (60 x 60) y doblarlas en forma de rectángulo o triángulo a la izquierda o encima del plato si éste es plano.

Los cubiertos se colocan siempre de fuera hacia dentro en ambos lados del plato; a la izquierda los tenedores y a la derecha la cuchara, cuchillo o pala de pescado. No hace falta que los cubiertos sean de plata, aunque sí de acero inoxidable. Hay que tener en cuenta también la variedad de cubiertos que existen en función del menú que se ofrece: pinzas para caracoles, tenazas para marisco, cucharas pequeñas para el helado.

1382952446907-259777.jpg

Foto: Inter Culinarium
Vajilla y cristalería

Un elemento decorativo y que le da al evento un toque más formal es utilizar un bajo plato, que permanecerá en mesa hasta que se termine de comer el segundo plato. Se debe tener en cuenta además que el platito del pan se coloca a la izquierda y que las copas responden al orden en el que se van a consumir los vinos y demás bebidas empezando siempre por la derecha.

208301.jpg

Foto: Plaque Boheme
Protocolo de actuación

No solamente es importante saber decorar y presentar bien una cena de gala, sino también se debe tener una buena actitud tanto si se es invitado como si se es el anfitrión.

En este caso existen algunos ítems a tener en cuenta:

  • Si hay muchos juegos de cubiertos junto al plato se debe empezar de afuera hacia dentro.
  • Mientras se está comiendo el cuchillo y el tenedor se debe dejar en cualquiera de los lados. En cambio una vez se termina de comer, los cubiertos se deben poner uno al lado del otro en el centro del plato.
  • Se debe utilizar la servilleta ocasionalmente y debe estar puesta en las rodillas. Una vez se termina de comer la servilleta se deja ordenada en el lugar establecido.
  • Siempre se debe responder a una invitación dentro de la semana en la que se recibe.
  • Hay que ser puntual y nunca llegar más de 10 minutos tarde
  • Nunca se deben estirar los brazos a través de los demás invitados para poder alcanzar la comida, el vino o los condimentos. En lugar de eso se debe pedir al invitado que está sentado cerca, que lo pase.
  • Por lo general no esta bien visto sumergir el pan en la sopa o remojarlo en salsa.
  • La comida se debe probar. En el caso que no apetezca es de buena educación hacer el intento de probarlo o en última instancia cortarlo un poco y moverlo alrededor del plato. Es aceptable dejar un poco de comida a un lado de la comida.
  • El lugar de honor principal siempre será el de la derecha. Es decir, a la derecha de cada comensal debe ubicarse a la persona de mayor relevancia.
  • En el orden de los comensales debe alternarse a las damas con los caballeros y las parejas no deben sentarse juntas. Además, es recomendable que tampoco coincidan uno frente a otro.
  • El plazo razonable para envío de las invitaciones es, como máximo de 30 días antes de la celebración del evento, y como mínimo de 20 días antes. Así, dejará tiempo suficiente para la organización.

Autor: Laura de Caralt Brangulí

Fuente: Guía Catering  

//