HABLEMOS DE LA TAPA DE CORTESÍA

Hablemos de la tapa de cortesía, de esa costumbre que hay en muchas ciudades (entre ellas la ciudad en la que vivo) de acompañar la consumición del cliente con una tapita ofrecida por la casa y que va más allá de los clásicos cacahuetes, olivas o altramuces de tantas ciudades por toda España. Hablemos del tema, porque tiene muchas aristas, porque tiene tantos defensores como detractores y porque, al final, estaremos hablando de otro aspecto de la gastronomía, de un aspecto que muchas veces olvidamos y, por lo tanto descuidamos.
                              Morro con pimentón y minichorizo a la sidra. Tapa para dos.
Empezaré por el principio. Yo soy un defensor de la tapa de cortesía. Siempre que tenga un mínimo de calidad (creo que no habría que decir estas cosas pero, lamentablemente, hay Seguir leyendo “HABLEMOS DE LA TAPA DE CORTESÍA”