El desayuno de trabajo. Actos de empresa

El desayuno de trabajo es un acto de empresa cada vez más habitual en el mundo empresarial. Poco utilizado en el pasado cada vez cobra mayor protagonismo

1

Foto  Martin Cathrae  Un desayuno de trabajo. Breakfaskt.

Comienza la jornada: el desayuno de trabajo

   Uno de los actos de empresa que cada vez cobra más importancia es el desayuno de trabajo. Cuando una empresa quiere ofrecer algún tipo de reunión informal con los medios de comunicación o con algún otro tipo de asistentes -empresarios, empleados, estudiantes, etc.- organiza un desayuno de trabajo en sus instalaciones o fuera de ellas -en el salón de un hotel, es lo más frecuente- .

   El horario más habitual, en España, suele ser desde las 8 – 8,30 de la mañana hasta las 10, aproximadamente. En otros países europeos se suele adelantar un poco el desayuno y el horario puede ir de 7 – 7,30 de la mañana hasta las 9 – 9,30.

   La duración de un desayuno de este tipo no debería superar los cuarenta y cinco minutos, llegando como tope a los sesenta minutos -todo depende cuántas personas intervengan-.

   El lugar de celebración de un desayuno de trabajo puede ser en la propia empresa, en una sala de reunión, en un comedor de empresa, etc. o bien en una dependencia externa a la empresa, como una cafetería, un salón de hotel, etc.

   El desayuno ofrecido (1) puede ser continental, americano, tipo buffet o simplemente se puede ofrecer un café o té con unas pastas o algo de bollería. Todo depende del criterio seguido por los organizadores y de los objetivos que quieren conseguir.

   Si hay invitados especiales -por ejemplo invitados extranjeros- es posible que el desayuno se adapte, como muestra de cortesía, a los gustos propios de estos invitados especiales.

   Las personas que participan de forma activa, o los protagonistas de estos desayunos de trabajo deben medir sus tiempos de intervención para no alargar el acto más de la cuenta. Si se admiten preguntas, también hay que estar atentos al tiempo transcurrido.

Nota 1. Tipos de desayuno.

2.png

Foto  Kim  Desayuno buffet en Inkaterra Machu Picchu Pueblo Hotel.

Los tipos de desayunos más habituales:

   Desayuno continental -uno de los más clásicos-: zumo, café o té, rebanadas de pan tostado, mermelada y mantequilla.

   Desayuno europeo: es muy similar al desayuno continental, pero se le suele añadir algunas piezas de bollería tipo croissant -cruasán-, media noche, palmera, mini ensaimada, etc.

   Desayuno americano: zumo natural de naranja, café o té, tostadas -pan tostado-, mantequilla, mermelada, huevos fritos, revueltos o pasados por agua y bacon. Algunos hoteles añaden algún otro tipo de carne como unas salchichas o varios tipos de fiambre.

   Desayuno buffet: Además de todos los alimentos servidos en los desayunos mencionados anteriormente, se suelen ofrecer más opciones: alguna variedad de queso, fiambres diversos, cereales, pastas, algún tipo de tarta, bizcocho o cake, rosquillas, frutas variadas, yogur o algún producto lácteo similar, etc.

   Un desayuno que no se suele servir en muchos hoteles, al menos fuera del Reino Unido, es el desayuno inglés que se parece mucho al americano pero en el que no suelen faltar las salchichas y los “baked beans” -una especie de alubias con tomate-.

 

Fuente: protocolo.org

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.