Las botellas de vino más peculiares

botellas_vino_peculiares.jpg
Todas las botellas de vino tienen su historia.
Vanesa Nalda – Fans del vino
El mundo del vino nunca deja de sorprender. Constantemente surgen nuevas iniciativas que buscan dar una vuelta de tuerca a este medio tan antiguo y tradicional: desde botellas envejecidas bajo el mar, pasando por las envasadas en forma de medicamento o perfume, hasta las que alcanzan cifras astronómicas en el mercado por su antigüedad o calidad. 

Éstas son algunas de las más llamativas que pueden encontrarse:

Joya de museo
La botella más antigua de vino que se conserva fue encontrada en 1867 en la tumba de un noble romano y, según los estudios, data de hace 1.600 años. Ahora, es una de las reliquias que pueden verse en el Museo Histórico de Pfalz, en Alemania. Es de cristal y se conserva sellada con cera pero nadie se atreve a abrirla. Se cree que tras estar cerrada tanto tiempo, no soportaría el impacto del aire si se abriera y además, el líquido que contiene es más que seguro que sea tóxico.

La más cara
La que también podría exponerse en un museo, dado su precio, es la edición limitada de una botella de 12 litros de Château Margaux 2009. Se trata del vino tinto más caro del mundo hasta la fecha ya que está valorado en casi 144.000 euros. Se exhibe en la tienda de Le Clos’, un proveedor de lujo de Dubai. Además, la compra de esta botella viene con ‘regalo’: los que adquieran este ‘tesoro’ serán trasladados en avión, en primera clase, a Francia para visitar la finca Chateau Margaux, donde disfrutarán de un tour privado por sus bodegas y viñedos, antes de sentarse a cenar con el jefe bodeguero.

Cosecha submarina
Y de la más cara a la más profunda. La empresa Bajoelagua Factory instaló en 2010 en la bahía de Plentzia (Vizcaya) cerca de 6.000 botellas. Repartidas en depósitos de hormigón abiertos a 18 metros de profundidad, han estado acompañadas por algas, briozoos, gusanos serpúlidos, bivalvos, cangrejitos, incluso quisquillas y hasta un congrio. Algunas de las botellas que han sido alzadas a principios de este mes de diciembre ya tienen dueño: se van para Alemania y Rusia a un precio de 185 euros cada una.

De diseño
Pero las rarezas de estos caldos también pasan por sus envases. Algunos tan llamativos como los que diseñó el modisto David Delfín para Bodegas Sonsierra (La Rioja). Así, Delfín vistió una edición limitada de casi 8.000 botellas del vino de alta expresión Pagos de la Sonsierra como si se tratara de un frasco de jarabe. También, es el responsable de ‘Perfume de Sonsierra 2007’, que se presenta en una caja similar a una caja de perfume de alta costura y una botella que recrea la forma de un perfume de las mejores firmas. 

La polémica
Sin embargo, estas iniciativas de diseño no han sido siempre bien recibidas ni acertadas. De hecho, la polémica surgió este verano en Verona (Italia), donde la empresa Vini Lunardelli comercializa botellas con las imágenes de los dictadores Hitler y Mussolini con la escritura en alemán “Ein volk, ein Reich, ein Führer” (Un pueblo, un imperio, un Líder). La firma también ofrece productos con las caras del Che Guevara, Karl Marx, Lenin, Napoleón, así como con chicas semidesnudas y Mona Lisa. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.